Latinos, hispanoamericanos, orgullosos de sus raíces y su conexión con el Papa

Posted:

A través de su visita a los Estados Unidos el Papa Francisco nos abrió los brazos a todos mostrando una gran compasión y un cuidado pastoral por los niños, los ancianos, los inválidos, presos, inmigrantes, refugiados y los pobres. Sus eventos y discursos expresaron su preocupación por la Iglesia Universal en muchas formas en el mundo y muchas personas que hablan diferentes idiomas le escucharon. Un grupo que el Santo Padre se enfocó mucho fue la comunidad Hispana y eso fue durante los eventos en Philadelfia.

Carla Batista, quien asiste a la parroquia de La Asunción en Providence, fue parte de la peregrinación que la Diócesis de Providence organizó. Ella le pidió a su hermana y sobrina que la acompañaran. Solo de la parroquia de La Asunción, iban 50 personas. Los organizadores de esta peregrinación, Keith y Lisa Kline, le pidieron a Carla que fuera la líder de ese grupo. “era una gran responsabilidad y me preocupé dice Batista. “Sabíamos que un millón de personas estarían allí. Pero me sentí comprometida con el grupo de gente, ellos tenían tanta fe y nada los detendría”.

Desde el principio Batista les ofreció mucha ayuda a sus compañeros de viaje, traduciendo documentos para las personas que no hablan mucho o nada de inglés. Ella también se ofreció como traductora cuando el Papa hablara si sus discursos eran en inglés. Pero al llegar a Philadelfia descubrieron que muchos de sus discursos eran en español, hasta la santa Misa. “Cuando escuchamos la homilía en español, todos nos quedamos en un gran silencio absorbiendo cada palabra de su mensaje”. “Ustedes tiene que comenzar a ser compasivos y practicar el amor en sus casas, en su propia familia. Ustedes no tienen que ser grandes líderes. Comiencen con la persona que está más cerca de ustedes. Cada mensaje acerca del amor y el respeto hacia otros, nunca lo voy a olvidar” dijo Batista.

Además de ser el primer Papa Jesuita y ser el primer Papa del Hemisferio Sur, el Papa Francisco es primer Papa que habla español y es su lengua nativa. El nació en la Argentina, sus padres eran inmigrantes italianos, él siempre ha expresado una afinidad con los inmigrantes y más con los de descendencia latinoamericana y a ellos se dirigió en su discurso del sábado en el Independece Hall. “Aquí se encuentra un gran número de líderes hispanos en los Estados Unidos. Los saludo a todos con mucho cariño”. Dirigiéndose a ellos en español y continuaba su mensaje a todas las familias inmigrantes.

“Muchos de ustedes han llegado a este país con sacrificio pero con la esperanza de edificar una nueva vida. No se sientan desmoralizados por los problemas que les afectan. Yo les pido que no se olviden que los que llegaron antes que ustedes también tenían los mismos retos y le han dado un gran regalo a esta nación. Nunca se olviden ni se sientan avergonzados de sus tradiciones”. El Papa pidió que se acoja a los inmigrantes que no hablan inglés y habló acerca de la reforma de inmigración que es el centro de los discursos de compaña en las elecciones presidenciales del 2016.

“Ustedes han sido llamados a ser ciudadanos responsables, a contribuir provechosamente en la comunidad donde viven. Pienso particularmente en la fe vibrante que ustedes tienen en su vida de familia y esos valores que han heredado. Al contribuir con estos regalos, no solo van a encontrar paz sino que van a ser la diferencia en la sociedad en que viven.

Santa Javier quien asiste a la parroquia del Espíritu Santo en la ciudad de Central Falls, y originalmente es de La República Dominicana, dijo que ella se dió cuenta que el Papa ofreció una perspectiva única de lo que está viviendo ésta generación. Ella dice que al principio no sabía quién era el Papa pero al escucharlo dijo que “es lo que necesitábamos hoy en día”.

Dilania Inoa, quien también es de la parroquia de La Asunción dijo que a ella la acompañaron unos amigos que iban de la Iglesia de Nuestra Señora de los Mártires en la ciudad de Woonsocket, dijo que ella viene de una familia tradicional dominicana y recuerda escuchar historias de cuando el Papa San Juan Pablo II llegó a la Republica Dominicana en el año 1992, y dijo que toda su familia estuvo presente cuando él llegó.

“Recuerdo esas historias. Y me siento como si estuviera viviendo la historia de mi abuela” dice Inoa, también dice que siempre está en contacto con su familia y siempre les envía fotos, tarjetas de oraciones y rosarios. Para ella, la homilía del Santo Padre el domingo, tiene mucho significado. “Durante toda la homilía, mantuve mis ojos cerrados, solo escuchando, era como si todo lo que él hablaba me lo decía a mi porque estaba hablando en mi propio idioma”.

Al igual que Batista y otros peregrinos, Inoa dijo que piensa llevar el mensaje del Papa Francisco con ella, “su mensaje a la familia y el amor es algo que espero llevarlo a cabo en mi vida diaria”.

Ángela Carmona quien asiste a la parroquia de Todos los Santos en la ciudad de Woonsocket, dice que se siente orgullosa de ser colombiana y que también viajó en peregrinación con su hermana Blanca Carmona quien asiste a la parroquia del Espíritu Santo en Central Falls. Ellas fueron unas de las muchas personas que se reunieron en Benjamín Franklin Parkway y ellas comparten con el Papa la herencia latinoamericana. Ellas están muy agradecidas por la visita del Papa a los Estados Unidos. “Me siento muy orgullosa latina, él es un gran hombre”. Dijo ella.