Declaración de la Diócesis de Providence

Posted:

Declaración de la Diócesis de Providence

Con las recientes denuncias de incidentes de abuso sexual cometidos por el arzobispo Theodore McCarrick, ex Arzobispo de Washington, DC, y la publicación de un Gran Reporte de Jurado que involucró a varias diócesis en Pensilvania, e informes similares procedentes de otras diócesis de todo el mundo, el triste espectáculo del abuso sexual de menores en la Iglesia Católica ha resurgido una vez más. No podemos dejar de sentir profunda vergüenza, arrepentimiento y remordimiento por el daño inconmensurable que estos incidentes, incluso en el pasado lejano, han causado a las víctimas/sobrevivientes y sus familias, y lamentamos el daño incalculable que estos incidentes han infligido a la Iglesia, el Cuerpo de Cristo

Durante muchos años, particularmente con nuestra "Política Diocesana de Protección y Alcance Infantil" (2004), la Diócesis de Providence ha empleado una respuesta muy agresiva a denuncias creíbles de abuso sexual de menores por parte de cualquier miembro del clero. Los perpetradores acusados han sido destituidos inmediatamente y puestos en licencia administrativa, con todas las facultades ministeriales revocadas; las comunidades de la iglesia en las cuales el clero ha servido han sido notificadas prontamente; los oficiales de la ley, incluyendo la Policía del Estado y la Oficina del Procurador General han sido notificados inmediatamente; como lo exige la ley de la Iglesia, un informe de las acusaciones ha sido enviado al Vaticano; y se ha ofrecido asistencia pastoral y asistencia pastoral a las víctimas/sobrevivientes identificadas.

En reconocimiento de estos esfuerzos, el año pasado una auditoría nacional confirmó que la Diócesis de Providence cumple totalmente con la "Carta para la Protección de Niños y Jóvenes" de la USCCB.

Los incidentes de abuso sexual de menores en la Iglesia, o donde sea que ocurran, deben abordarse, eliminarse y sancionarse agresivamente. A la luz de las noticias de los últimos días, en nuestro país y en todo el mundo, la Diócesis de Providence renueva su compromiso de proporcionar un ambiente seguro para niños y jóvenes. Estamos igualmente decididos a purgar a la Iglesia de estos horribles actos y a responder con compasión a todos aquellos que han sido perjudicados. Que Dios nos perdone nuestros pecados y nos conceda la gracia de seguir un camino de reforma y renovación.

(Para obtener más información sobre las políticas y procedimientos diocesanos sobre este esfuerzo, visite nuestro sitio web: www.dioceseofprovidence.org y haga clic en el botón "Promesa de proteger" (Promise to Protect ) en la página principal).