Delegados diocesanos al V Encuentro comparten experiencias y esperanzas

Posted:

GRAPEVINE, TEXAS – El jueves 20 de septiembre 25 delegados de dioce-sanos, representando a 10 parroquias se levantaron a las 2 de la mañana y algunos ni siquiera durmieron para comenzar su peregrinaje al V encuentro Nacional en Grapevine, Texas cerca de la ciudad de Dallas.

A las 3 de la mañana partieron en 4 vehículos camino a Boston para el vuelo a Dallas, Texas que partía a las 6:30 de la mañana.

Había mucha anticipación y entusiasmo en el grupo. Habían pasado ya 3 años desde que se comenzó a formar un equipo diocesano y se pasó por un proceso que incluyó entrenamiento del equipo diocesano, entrenamiento de los equipos parroquiales, 5 sesiones parroquiales, el Encuentro parroquial, Encuentro diocesano, regional y la selección de delegados para el Encuentro nacional.

Originalmente a la diócesis de Providence se le asignó 8 delegados, pero a medida que otras diócesis de gran tamaño decidieron enviar menos delegados de los asignados, quedaron más espacios disponibles. Al final la Diócesis quedó con 16 delegados diocesanos, 2 delegados invitados por la oficina de SPRED, 5 jóvenes de Revive Ministry invitados por el equipo nacional, el Padre Nolasco Tamayo representando al Obispo Tobin y éste servidor representando a la Región Episcopal uno en calidad de coordinador regional.

El Encuentro Nacional fue una experiencia intensa, inspiradora, e inolvidable. Fueron 4 días de oraciones, sesiones de trabajo, plenarias, bellas liturgias, y compartir con 3200 delegados, cientos de sacerdotes, religiosas y 125 obispos de todos los rincones del país.

Lepoldo Trujillo de la parroquia Holy Ghost dijo: “Me llevo muchas buenas cosas, hay muchas necesidades en nuestras parroquias y veo que los obispos están dispuestos a ayudarnos para nosotros poder seguir creciendo en nuestra Iglesia y trabajar juntos como familia”.

Por su parte María Domínguez dijo que le impactó mucho "la unión que vivimos aquí y espero que así lleguemos a nuestras parroquias con el Espíritu vivo y seguir adelante con el apoyo de su sacerdote y el obispo".

Por su parte Abelardo Hernández de Blessed Sacrament dijo: “Me llevo la satisfacción, la alegría y la bendición de que tenemos la voz de los jóvenes que están clamando para que ese fuego no se apage, necesitamos apoyarles, ellos quieren continuar ese trabajo de que la Iglesia Católica se mantenga viva, firme, llena de energía y amor”.

Su esposa María Hernández dijo que se llevaba el sueño y entusiasmo de poder hacer algo por su parroquia.

Por su parte Génesis Flores de la Parroquia de Todos los Santos dijo: “Primero que todo siento una renovación bautismal y tenemos el compromiso y estamos listos para trabajar en nuestra comunidad pero necesitamos la ayuda de nuestros párrocos, sacerdotes y obispo, necesitamos que estén cerca de nosotros”.

Dilania Inoa de la parroquia de la Asunción compartió: “Hay tres palabras que definen mi experiencia aquí en el V Encuentro y son energía, amor y paz. La energía que se ha sentido aquí ha sido increíble, el amor expresado ha sido sin precedentes y la paz de sentir que todos nos vamos renovados a nuestras comunidades a llevar ese calor y amor que nos llega del espíritu Santo, a ser esos testigos y discípulos misioneros, y a pesar de la crisis tenemos a un cristo vivo en nuestros corazones”.

Emmanuel Cabrera de la Parroquia de San Miguel por su parte dijo: “Primero quiero dar gracias a Dios por esta oportunidad de compartir con tantas personas y me da mucho ánimo y asumo un compromiso de salir a sembrar semilla y cosechar ese fruto que va ayudar a que nuestra Iglesia Católica siga en ese camino y ayudar a los jóvenes en nuestras pa-rroquias, apoyarles con ese acompañamiento que tal vez nos hemos olvidado y no hemos estado allí por ellos para llevarlos de la mano con nosotros”.

Flavio Muñoz de la parroquia de San Bartolomé comentó: "nos hemos dado cuenta de que todos tenemos la misma necesidad y estamos buscando de los buenos caminos no importa que parte del país seamos y necesitamos salir a Evangelizar y ayudar a nuestros hermanos de corazón”.

La Hermana Mariana Ramírez HMSP dijo: “Me ha impactado mucho que en estos tiempos de crisis donde ha habido muchos reclamos a los pastores de la Iglesia, aquí estamos con una comunidad Hispana, Latina; que se consolida con los obispos quienes tienen también una gran disposición de caminar con la comunidad Hispana y hemos visto sus grandes esfuerzos y el gran trabajo que han hecho para darnos el acompañamiento a todos, y ahora tenemos un gran trabajo y una gran responsabilidad para llegar a ser una Diócesis en estado de misión”.

Ana Sanchez Seleme de la parroquia de San Patricio dijo: “Me llevo el amor y la entrega que todos hemos dado y tenemos que seguir aprendiendo y acompañándonos y llevar eso a nuestras comunidades y compartir los dones que tenemos”.

Reginalda Hernandez, de San Anthony dijo: “Llevo muchas ilusiones y me doy cuenta que las necesidades son las mismas en todas la parroquias y que no estamos solos y que hay muchos sacerdotes y obispos que están luchando por los Hispanos y que con la ayuda de ellos vamos a salir adelante”.

El Padre Nolasco Tamayo, Director del Ministerio Multicultural dijo que sin duda ésta experiencia del V Encuentro ha servido para mostrar que la Iglesia Hispana en los estados Unidos está viva y que a pesar que en el noreste tenemos muchos retos "estamos luchando por crecer en el acompañamiento y evangelización y esta es una oportunidad nos sirve para ver que podemos y solo necesitamos la energía, un espíritu de oración y de convencimiento de que el Espíritu Santo está caminando con nosotros".

Rubelcy Herrera dijo que tuvo la oportunidad de compartir con muchos ministerios y movimientos pastorales. “Ha sido una bendición ver a los obispos cerca de nosotros apoyando, y sobre todo escuchando nuestra voz, y creemos que ésta experiencia del V Encuentro producirá resultados y un documento que nos ayudará muchísimo a conocer mejor a la Iglesia, sus necesidades y poder crear puentes y pastoral de conjunto en todas las parroquias de acuerdo a sus necesidades”.

Wendy Huertas de la parroquia de todos los santos quien representó especialmente a las personas con discapacidades dijo que le impactó mucho “la unidad el amor que se expresaban unos por otros”. Su mamá Melba dijo que todo fue maravilloso y trae mucha información para lle-var a su parroquia. José Huertas, su papá dijo: “Verdaderamente ha sido una fuente de amor, de hospitalidad, compromiso y sobre todo de misión”.

Oscar Rivas, de la parroquia de San Eduardo y candidato al diaconado concluyó: “Este fue un encuentro de Católicos de diferentes nacionalidades, edades, géneros, y ubicación geográfica, unidos en un solo espíritu, una sola Fe y amor inmensurable por Cristo y su Iglesia.

El Equipo Diocesano y los dele-gados, se estarán reuniendo en las próximas semanas con el Obispo Tobin y junto con el comité asesor de la pastoral Hispana para trazar un plan de prioridades para 2018 y 2019.