Escuela Católica St. Pius V Herencia Dominica que forma la Mente y el Alma

Posted:

PROVIDENCE - La hermana Maria Francesca Wiley, O.P, directora de la Escuela San Pio V localizada en la 49 Elmhurst Avenue Providence, junto a otros maestros han estado últimamente visitando las parroquias de la Diócesis de Providence para promover la importancia de la educación católica e invitar a los padres de familia a considerar inscribir a sus niños en esta escuela.

En su esfuerzo por llegar a la comunidad hispana han visitado también las parroquias que ofrecen Misa en español para conversar con las familias y responder a sus preguntas.

La Escuela Saint Pius V atiende aproximadamente a 220 estudiantes en Pre-K hasta el Octavo Grado. De acuerdo a la información presentada en su página web, fue fundada en 1929, y durante los últimos trece años, las Hermanas Dominicas de Santa Cecilia, conocidas por su liderazgo en la educación católica, han sido una parte integral de la facultad y el personal de la escuela.

Las hermanas, junto con un equipo dedicado de educadores católicos, se esfuerzan por educar a todo niño en la verdad. La directora informó que el carisma dominico busca fomentar la educación integral del alumno basado en los cuatro pilares que son: Oración, Comunidad, Estudio y Servicio.

En la ORACION se busca formar al estudiante en el fortalecimiento de su fe. Cada día los estudiantes tienen momentos de oración. Además, cada mes se organiza una Hora Santa para todas las familias.

En el área de COMUNIDAD se busca generar un ambiente familiar y de cooperación. Dentro de esta área esta por ejemplo, el Programa “Buddy” o “Amigo” en el que participan estudiantes de escuela media con estudiantes de la primera infancia.

En el ESTUDIO se esfuerzan por lograr un alto nivel académico en los alumnos. El martes 16 de enero por ejemplo, tuvieron la Feria de Ciencias donde toda la escuela media presentó sus proyectos en el gimnasio, para que sean evaluados por un jurado a nivel estatal.

En el SERVICIO, el estudiante aprende a ser sensible a las necesidades de los demás y ejercitarse para hacer el bien en la sociedad. Por ejemplo, justo antes de las vacaciones los estudiantes, dirigidos por el consejo estudiantil, llevaron tarjetas navideñas a los pacientes que se recuperaban en el hogar de rehabilitación de Elmhurst.

En el mes de Enero varios miembros de la escuela fueron entrevistados después de la Hora Santa Familiar.

“Me gusta aprender de religión. Mi maestra es la hermana Martín de Porres y me gusta porque en mi clase de religión rezamos el Rosario”, contó Gaby Santomano, estudiante del 2do grado que tiene 7 años.

Maureen Wilkins, maestra de español y originaria de Venezuela, cuenta lo que más le agrada de trabajar en la Escuela San Pio V: “Pienso que lo mejor es la alegría y el amor con lo que se hace todo aquí. Nuestro Señor Jesús es el centro y el núcleo de todo. Y pienso que el testimonio de los maestros y administradores hace que encontremos a Jesús como nuestro amigo y nuestro guía. ¡No me creerías el privilegio que es ver esa alegría y amor aquí. Para mi es una experiencia que cambia la vida¡”.

Refiriéndose a la importancia de llegar a la comunidad hispana para que las familias lleven a sus hijos a una escuela católica, la maestra Wilkins dijo: “Parte de nuestra misión es tratar que la escuela sea conocida, especialmente en la comunidad hispana. Originalmente las escuelas católicas siempre acogían a los recién llegados como a los irlandeses e italianos, ahora la mayoría de personas que recién llegan son de países de habla hispana. Queremos ayudarlos no sólo académicamente sino a apreciar el valor y la riqueza de la fe en nuestro Señor Jesucristo y eso es uno de los regalos más grandes que pueden tener. Esa fe que recibieron de sus padres, se quiere que se continúe y no queremos que se pierda en este nuevo mundo. Y aunque académicamente también muchas escuelas son muy capacitadas, eso viene en segundo lugar cuando se piensa en la fe y en cómo se vive la vida. Eso es lo más importante”.

En una de las visitas a las parroquias, la maestra Wilkins anunció que las familias de bajos recursos siempre tienen opciones de ayuda financiera y que no debería de ser un impedimento para inscribir a sus hijos en una escuela católica.

Margaret una madre de familia comentó sobre su experiencia. “Mi hija estudió aquí y creo que fue lo mejor para ella y lo mejor para nuestra familia. Ella estuvo en otra escuela por un tiempo y en el cuarto grado nos dijo que quería un cambio. Entonces empecé a buscar y encontré la escuela de San Pio V que incluso estaba más cerca de casa. Ella empezó el 5to grado y fue lo mejor. Empezamos a venir a la iglesia y me llené por dentro; yo estaba sedienta y ni siquiera lo sabía”.

Refiriéndose al desarrollo de su hija dijo: “Ahora ella esta muy bien en el colegio, ella no tuvo ningún problema en la transición al colegio, por eso pienso que la escuela San Pio V prepara muy bien a los alumnos para que estén listos a seguir adelante”. Margaret sigue siendo miembro de la parroquia San Pio y es ahora parte de un grupo de fe que se reúne cada tercer jueves del mes.

El Padre Patrick Mary Briscoe, O.P. cuentó sobre el efecto positivo de la Hora Santa en las familias. “¡Cuán grandioso es esto de la Hora Santa familiar¡ Fue idea de la hermana Maria Francesca. La gente que participa constantemente me ha agradecido por esos momentos de silencio y los momentos de predicaciones que se siente muy diferente que las homilías dominicales. Es una oportunidad para meditar más profundamente en las Escrituras. Hemos empezado a escuchar confesiones durante la Hora Santa y continuaremos haciéndolo. Usualmente tenemos al rededor de treinta a cuarenta personas. Queremos traer a la gente hacia Jesús y esto lo hace directamente”.

Para mayor información sobre cómo poder inscribir a los niños en la escuela San Pio V y la Hora Santa para las familias comuníquese con la directora, la hermana Maria Fran-cesca Wiley, O.P. al (401) 421-9750.