Joven galardonada con premio Lumen Gentium dedica su vida a Cristo, sirviendo a otros jóvenes

Posted:

NORTH PROVIDENCE - Para Vanesa Zuleta, destinataria del Premio Lumen Gentium en la categoría de Distinguida Juventud Católica, el ministerio juvenil es una forma de vida. Como adolescente, se apoyó en su grupo juvenil de la parroquia San Juan Bautista, para mantenerse fuerte en su fe, y ahora, en la edad de 23 años, sirve como voluntaria con los Ministerios Capuchinos de Jóvenes familias basados en Garrison, Nueva York. Su ministerio para jóvenes y jóvenes adultos responde a una llamada vocacional que espera cumplir durante el resto de su vida.

"Ha sido un proceso lleno de fe y lleno de crecimiento", dijo al Católico de Rhode Island durante una visita a su casa en North Providence durante la Semana Santa.

El ministerio de Zuleta comenzó a la edad de 15 años cuando ella intensificó su compromiso dirigiendo el grupo de la jóvenes en su parroquia de San Juan el Bautista, en Pawtucket. Al igual que muchos adolescentes, luchó con las dudas durante la preparatoria y confió en sus compañeros del grupo de jóvenes para ayudarla a permanecer centrada en su fe. El grupo, recordó, tenía limitados recursos y se reunía en el sótano parroquial, en un ambiente sencillo que le enseñó a centrarse en los aspectos importantes de la evangelización.

"Realmente me recordó el verdadero ministerio de Cristo y sus apóstoles", dijo. "Ellos se sentaban alrededor de una fogata y hablaban de su fe. No necesitaban muchas cosas materiales. Ese ambiente para mí realmente me preparó para conocer a la gente donde están y no depender de cosas para evangelizar".

Después de graduarse de la Academia Regional Masters en Smithfield, asistió a Providence College, donde estudió teología y negocios sirviendo en la junta ejecutiva para el consejo de ministerio del campus. Fue durante su tercer año, mientras asistía a una conferencia Católica nacional para estudiantes universitarios, que se dió cuenta de su vocación al ministerio juvenil como carrera.

"Dije, escucha si aquí es donde quieres llevarme, si quieres llevarme a servir a los jóvenes, entonces iré", dijo.

Después de graduarse, comenzó un año de servicio con los Ministerios Capuchinos de Jóvenes y Familias, donde organiza retiros y programas de extensión en el centro del ministerio y sirve también como ministro de la juventud en la iglesia St. Joseph en Somers, Nueva York. La experiencia ha sido un desafío, pero gratificante a medida que desarrolla sus habilidades en el ministerio juvenil. Durante el año, ella ha aprendido a cuidar de su propia salud mental y espiritual y descubrió que ayudar a los adolescentes a desarrollar su fe lleva tiempo.

"El saber también que a veces siembras la semilla pero no eres la cosechadora es que creo que lo más grande que me ha costado aceptar en el ministerio juvenil", dijo. "La fe no es como palomitas de maíz. No puedes tirarlo al microondas y tres minutos después tienes esta hermosa y generosa cosa.”

A pesar de los desafíos, Zuleta dijo que recientemente se ha sentido reafirmada en su vocación de servir a la juventud. En febrero, fue aceptada en el programa de postgrado de Teología y Ministerio de Boston College, que comenzará en el otoño. Más tarde ese mismo día, se enteró de que recibiría un Lumen Gentium Award. Ella tomó la noticia como una afirmación de su deseo de servir a Cristo, un deseo que ella dice es más frecuente de lo que se podría asumir entre los otros jóvenes que encuentra a través de su ministerio.

"Los jóvenes están realmente buscando algo más. Los jóvenes tienen hambre de más ", dijo. “Eso es algo de lo que he sido testigo”.

Henry Aquino, líder de la pastoral Juvenil en San Patricio y el Revive Ministry dijo: “Cuando piensas en el ministerio juvenil en RI, una persona que tiene que venir a la mente es Vanesa Zuleta. En Rhode Island ella ha hecho un impacto en tantos jóvenes con sus muchos talentos”.

El añadió: “Desde el canto a la predicación hasta ser la persona Santa que puede ser, Vanesa vive el papel de un modelo juvenil, no sólo cuando está en eventos, sino en su día a día”.

“Ella definitivamente ha sido una persona que me ha influenciado para mantener mi fuego en marcha, quiero decirle gracias por su testimonio y servicio, todavía tienes muchos años de servicio por delante y no te olvides que estamos contigo”, él concluyó.

Vanesa Zuleta