Rincón de la Familia

Acercándonos al Señor, orando en familia.

Posted:

En este mes de marzo marcamos exactamente un año desde que la pesadilla de la pandemia comenzó. El marzo pasado más de 500 mil personas estaban viviendo sus vidas normales, sin imaginarse que sería el último año de sus vidas.
Hoy más que nunca las palabras “estén preparados porque no saben ni el día ni la hora”, cobran un especial significado.
La Cuaresma es un tiempo especial de buscar una renovación interior, confesarnos, reconciliarnos y acercarnos más al Señor.
Seguramente en tu parroquia habrá algún retiro o noche con un acto penitencial y confesiones. También a nivel diocesano tendremos el retiro de hombres el 11 de marzo y de mujeres el jueves 18, una semana después.
El 25 de marzo tendremos una noche de familia con el rezo del Rosario seguido por la película Pray, sobre la vida del Padre Patrick Peyton quien está camino a la santidad. El Padre Peyton fue el fundador de Family Rosary, Family Theater quién promovió la frase “La familia que reza unida, permanece unida”.
También del 19 al 21 de marzo tendremos el Congreso Anual de Formación en la Fe”. Este evento contará con excelentes presentadores como el Padre Paulista Bruce Nieli, la Doctora Dora Tobar, más de 15 talleres en español y 22 en inglés que estarán disponibles para verlos durante todo el año si te registras para participar.
Quisiera compartir contigo una sencilla práctica para tener a Jesús en el centro de tu hogar:
El día domingo es el día del Señor, ve a la Iglesia con tu familia.
La familia que reza unida permanece unida. Si no lo has estado haciendo, te hacemos el desafío de hacer un Rosario en familia, conviértelo en una rutina familiar al terminar el día. Verás que tu familia será bendecida inmensamente, y aun en los momentos de dificultad y pruebas que seguro vendrán; recibirás la fortaleza para no dejarte desfallecer y seguir caminando con la mirada puesta en la meta, caminando bajo la luz hacia la santidad.
El mejor consejo es el propio ejemplo. Tratemos a nuestros hijos como nosotros queremos que ellos nos traten.
Pedir permiso antes que hacer las cosas salir, tomar una decisión importante o de tomar algo que no nos pertenece.
Dar gracias a nuestros familiares por las cosas que ellos hacen por nosotros así se animarán hacerlo con mayor empeño la próxima vez.
Pedir Perdón y Reconciliarnos. Cuando hemos ofendido hemos lastimado con nuestras palabras o acciones.
Reuniones periódicas de Familia. una herramienta muy útil que nos ayudado mucho nuestra familia a mantener la paz el amor y la buena comunicación.
¡Que tengas una bendecida Cuaresma y Semana Santa!