Hermana Rocio Nieto, HMSP desde un grupo de jóvenes a una vida religiosa de servicio

Posted:

PROVIDENCE - A los 11 años la hermana Rocío Nieto comenzó a asistir a un grupo de jóvenes en la ciudad Hidalgo del estado de Michoacán, México; llevándola a una jornada donde le daría el Sí como la Virgen Maria entrando a la vida religiosa trece años después.
La Hermana Rocío Nieto, HMSP estuvo participando del programa virtual de radio Un Pueblo Que Camino donde tuvimos una fascinante conversación sobre su vocación a la vida religiosa, su ministerio y los desafíos de evangelizar en los tiempos de la pandemia.
La hermana Nieto, sirve como Coordinadora de Evangelización de la parroquia de Holy Ghost en Providence, trabajando colaborando con el Padre Franceso Francese mayormente con la comunidad de habla hispana.
Ella viene de una familia con un hermano y sus padres. Hablamos con ella sobre sus inicios en el grupo juvenil y su vocación a la vida religiosa.
“Este llamado No lo tenía yo en mis planes, fue como un proceso muy interesante en el que Dios me fue llevando y en mi parroquia había un grupo de misioneros laicos de hermanas de las servidoras de la palabra que hacían un año de servicio con actividades de evangelización y cursos bíblicos”.
“A los once años yo me integré y era un poco raro porque normalmente el grupo es para mayores de 18 años, pero yo me metí, ahí infiltrada comenzando sin saberlo mi proceso de discernimiento vocacional”, ella añadió.
La hermana Nieto cuenta que tuvie-ron que pasar muchas cosas y experiencias adquiriendo una relación personal con el Señor en su proceso hasta que, a los 23 años, ella hizo su propio año de servicio como misionera laica y fue entonces cuando después de su proceso de discernimiento decide ingresar a las Hermanas Misioneras Servidoras de la Palabra.
Le preguntamos a la hermana sobre el carisma de su orden religiosa.
“Nuestra misión principal es evangelizar a los laicos para evangelizar con los laicos”. “Yo soy fruto de esa misión porque las misioneras que a mi me ins-piraron en un principio eran misioneras laicas, no religiosas que hacían un año completo de misión evangelizando con la biblia en la mano”, ella dijo.
“Esto es algo impactante porque uno ve jóvenes como nosotros haciendo esta experiencia de predicar, evangelizar, salir a las calles sin ser religiosos, pero viviendo como una vida plena y muy religiosa”, ella añadió.
Con la hermana Nieto, hablamos bastante sobre los desafíos de la pandemia y la respuesta de la Iglesia a pesar de las dificultades y también sobre la presentación que facilitará en la Convocatoria virtual de Formación en la Fe 2021. Escucha la entrevista completa yendo a nuestra pagina y seleccionar el programa del 26 de febrero. https://anchor.fm/ministerio-hispano/