Editorial

La pandemia del coronavirus: una oportunidad espiritual

Posted:

Hulk Hogan, el luchador profesional, no es conocido por sus comentarios sociales y su visión teológica. Pero al respecto sí dijo algo digno de mención y bastante profundo a principios de abril de este año, en medio del bloqueo casi total que estábamos experimentando en ese momento como nación. El Publicó su observación en Instagram:
“Dios ha quitado todo lo que adoramos. Dios dijo: 'Si quieres adorar a los atletas, cerraré los estadios. Si quieres adorar a los músicos, cerraré los centros cívicos. Si quieres adorar a los actores, cerraré los cines. Si quieres adorar al dinero, cerraré la economía y colapsaré el mercado de valores. No quieres ir a la iglesia y adorarme, lo haré donde no puedas ir a una iglesia".
En términos de lucha, podría llamarse a la observación de Hulk Hogan un "golpe fulminante". y ciertamente nos proporciona un material sólido para la reflexión personal.
Hogan no está diciendo que Dios causó la pandemia de Covid-19. Dios no causa el mal. Pero ciertamente lo puede permitir. Lo permite por un bien mayor; en este caso para purificarnos y llevarnos a una conversión más profunda.
Esto significa que la crisis del coronavirus, tan grave y perturbadora como lo ha sido para todos nosotros, también ha sido (y sigue siendo) una oportunidad. Es una oportunidad para que cada uno de nosotros saque de raíz la idolatría en nuestro corazón y cambiemos las prioridades de nuestra vida, poniendo al Señor en el centro de nuestras vidas, y no al dinero, ni al sexo, ni las posesiones materiales, los deportes, o ninguna otra cosa.