LA IMITACIÓN DE CRISTO

¿Qué es mejor: uno o dos?

Posted:

Recientemente fui a mi examen anual de la vista y el médico siguió la rutina habitual, una rutina que probablemente conozcas. Empujando el instrumento óptico hacia mi cara y colocando varios lentes frente a mis ojos para medir cualquier cambio en mi visión, el médico preguntó cada vez: "¿Cuál es mejor, uno o dos?"

Mi examen fue exitoso y no necesito anteojos nuevos este año, pero he estado pensando en la pregunta repetida del médico, "cuál es mejor, uno o dos", y cómo sirve como una analogía de la forma en que vemos la vida. Todos los días, pues allí también tenemos dos opciones. “Uno” es una visión secular borrosa sin Dios; y "dos" es una visión enfocada de la fe con Dios en el centro.

La primera visión, el enfoque secular, es la visión predominante en estos días. Mucha gente vive, simplemente existe, sin la práctica de ninguna fe religiosa. Son “ateos prácticos” que realizan su rutina diaria sin ninguna referencia o dirección de Dios. Dios es marginado, puesto en un rincón de sus actividades diarias como un extinguidor de fuego espiritual, para ser usado sólo en caso de emergencias. Es una existencia árida y vacía, y últimamente sin ningún significado. La medida de su vida es cuánto éxito material logran, cuántas cosas acumulan y qué tan cómodos se sienten.

La segunda visión es bastante diferente. Es una vida rica y abundante vista a través de los ojos de la fe. En este escenario, las personas ven a Dios como el centro de sus vidas. Reconocen a Dios como su Creador y Juez, su Padre Celestial que los ama personalmente, se preocupa por ellos y por cómo les va cada día. Para estas personas, la fe religiosa es importante porque es su puente hacia Dios. Esta visión imparte belleza, significado y dirección a la vida. Aquí hay valores morales claros e inmutables, una creencia en el bien y el mal que no proviene de la corrección política sino de la ley de Dios revelada en los Mandamientos y las enseñanzas de Cristo.

Los tiempos en los que vivimos son cada vez más seculares y ateos. Nuestra cultura ha sido limpiada de Dios y la práctica religiosa. ¿Es de extrañar que haya tanta ira y angustia a nuestro alrededor? Pero aún tenemos una opción. ¿Vivimos sin Dios o con Él? ¿Cuál es mejor, uno o dos? Tomaré dos.

Algo para pensar: ¿Cómo es tu visión, tu visión espiritual?