A pesar del desafío de la Pandemia, parroquias continúan acompañando creativamente a sus fieles

Posted:

PROVIDENCE – La pandemia del Corona virus llegó de un día a otro deteniendo el movimiento de la sociedad, parando los trabajos, eventos deportivos, cine, concierto y por primeras vez en más de 2000 años deteniendo la celebración de las Misas en las Iglesias.
Estuvimos conversando con algunos párrocos y líderes de las comunidades quienes nos compartieron sus impresiones y experiencias.
El Padre Gildardo Suarez párroco de las Comunidades de la Asunción y San Antonio dijo: “Pienso que al igual que muchas personas sentí mucha ansiedad al principio de la pandemia y me preguntaba cómo podría subsistir la parroquia con el templo cerrado y sin ninguna actividad".
El dijo que con la fe puesta en Dios iniciaron el duro proceso de adaptación: Misas por Facebook y reuniones por zoom. “Fue muy difícil sobrellevar la ausencia de la gente, pero al muy poco tiempo empezamos a ver cómo la comunidad respondía positivamente a nuestro esfuerzo y nos hacía llegar su agradecimiento".
“Pude constatar una vez más que tengo una comunidad muy especial", dijo él.
“He escuchado muchas veces esta frase: Padre si necesita algo, hágamelo saber".
El comentó que la ayuda económica nunca ha dejado de llegar. “Mil gracias a todos, hemos procurado acompañar a los enfermos y a quienes han perdido sus seres queridos al igual a los que tienen necesidades especiales". Él dijo.
“Ahora la ansiedad se ha ido y seguimos atravesando este tiempo se crisis con más fe y menos estrés", él concluyó.
El Padre Jaime García, párroco de San Carlos Borromeo en Providence por su parte dijo que una de las bendiciones que pudieron compartir fue: “El continuar con la adoración perpetua y poder compartir con los fieles no solamente de nuestra parroquia, este don maravilloso".
“La fidelidad ha sido un desafío que se ha demostrado durante la Pandemia ha sido extraordinariamente impresionante y muchas bendiciones y gracias han sido recibidas". “Continuamos con las regulaciones extendidas por el Departamento de Salud y por nuestra diócesis", él añadió.
En conclusión, él dijo que el cuidado y respuesta de la comunidad ha sido asombrosamente extraordinaria y expresó su agradecimiento a Dios, nuestra diócesis y la comunidad.
El Padre Francesco Francese párroco de Holy Ghost expresó: “Durante el cierre pudimos actualizar nuestro sitio web y el software del censo parroquial y hacer un mayor uso de nuestras cuentas de Facebook de la parroquia y abrimos la iglesia tan pronto como se nos permitió". El continuó, “Las misas de transmisión en vivo nos ayudaron a conectarnos con los feligreses y todavía lo hacemos para una de nuestras misas dominicales”.
Celso Vera, Asistente de Pastoral de la parroquia Espíritu Santo en Central Falls dijo: “En la Parroquia del Espíritu Santo, este tiempo en el que nos tuvimos que detener en nuestras actividades, se vió alegrada por los 4000 Tulipanes que el Padre Otoniel plantó en el otoño del año pasado (el Padre mantiene personalmente los jardines), con la idea que el tiempo Pascual se viera realzado con los colores que éstas flores nos regalan".
Vera nos contó algunos testimonios recibidos: “A pesar de no haber podido asistir a las celebraciones de Semana Santa, el simple hecho de pasar por la puerta de nuestro Parroquia, me hacía sentir cerca de mi comunidad, mis amigos y hermanos en Cristo".
“Pero más grande era mi alegría, al entrarse la primavera, ver los jardines de la Iglesia cubiertos de tulipanes, de muchos colores y de diferentes estilos que Llenaba de gozo mi corazón, a pesar de lo que estábamos viviendo, el poder contemplar la creación de Dios a través del colorido y la fragilidad de las plantas que con tanto cariño el padre Otoniel ha sembrado y cuidado”.
El Padre Roberto Bermeo, quien sirve en Blessed Sacrament y St. Joseph en Newport, dijo: “Además de las misas por la redes sociales y un grupo de 4 personas que estuvieron siempre ayudando para poder grabar la Eucaristía y transmitirla, ahora se celebran los domingos 2 misas en español para poder dar la oportunidad a más personas para el encuentro con el Señor”.